SEGUIDORES

19 de abril de 2011

EL CORAZÓN DEL SASTRE

EL VIEJO SASTRE HABÍA DEDICADO TODA SU VIDA A COSER TRAJES Y VESTIDOS LUJOSOS PARA LOS SEÑORONES Y LAS SEÑORONAS DE PALACIO. PERO , A PESAR DE QUE SUS MANOS HABÍAN FABRICADO LAS PRENDAS MÁS BELLAS DEL REINO, NUNCA HABÍA PUESTO EN ELLAS SU CORAZÓN.

DESPUÉS DE TODA UNA VIDA COSIENDO, EL VIEJO SASTRE SENTÍA UN VACÍO INMENSO: NECESITABA CAMBIAR DE AIRES, SENTIR SU CORAZÓN.

MARCHÓ DE VIAJE Y ELIGIÓ COMO ÚNICO EQUIPAJE EL COFRE DONDE GUARDABA SUS INSTRUMENTOS DE TRABAJO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario